5 tips fáciles y rápidos para ser más educados

La semana pasada me topé con una de esas personas prepotentes, maleducadas, groseras y mal encaradas, de esas que creen que por tener X posición tienen el derecho de hablarte mal, a gritar, a tratar a la gente con expresiones como: “no te hagas wey” o “no te hagas pend….”

La semana ante pasada mi equipo de trabajo se topó con personas que –además de no ofréceles ni un vaso de agua- usaron frases como: “ustedes no están a mi nivel” “yo no tengo por qué hablar con trabajadores” entre otras que me da pena ajena escribir…

No sé qué me da más; si coraje porque haya gente así o vergüenza porque no entiendo cómo se atreven a ser así. Las dos personas que protagonizaron estos incidentes son personas que han tenido posibilidades privilegiadas, es decir, tienen una posición que les ha permitido asistir a universidades de prestigio, viajar y en general no preocuparse por “qué voy a comer al día siguiente” más allá del capricho que eso pueda implicar.

Lo cual me confirma algo que ya sabía –y estoy segura que ustedes también- el dinero, la posición social o la universidad prestigiosa a la que asistas, no te da educación, sentido común ni buenos modales.

Es por eso que para aquellas personas que les alcanza para vivir en sitios privilegiados, viajar, tener un poco de poder o tener “servidumbre” (odio esa palabra) pero no les alcanza para educarse (y me refiero a educación = modales) les dejo 5 tips fáciles y rápidos para ser más educados. Sin mucho esfuerzo, facilitos y resumidos.

1.- Da las gracias

No importa si estás pagando por el servicio, tampoco importan tus problemas, ni tu estado de ánimo, el decir gracias es UNA OBLIGACIÓN. Si recibes un servicio, un regalo, una atención, un cumplido di: GRACIAS. Y a poder ser agrega una sonrisa.

2.- Pide las cosas por favor

Parece algo trillado, algo que todos sabemos, y quizá si lo sabemos pero cada vez más hay menos personas que lo emplean. Y repito el enunciado de arriba; no importa si lo estás pagando, di por favor, pide las cosas de buena forma.

3.- No eres más que nadie

Pensar que porque las personas te están dando un servicio tú no te debes “rebajar” a hablar con ellas solo indica tu pobreza interior. ¿Te has preguntado qué pasaría si no estuvieran ahí? Tendrías tú que recoger la basura, subir el garrafón, guardar el súper, hacer de comer, cargar el mueble y todas esas cosas “molestas” que no son “dignas de ti” así que no denigres.

4.- Sé amable

Mi mamá siempre dice que la educación no es un vestido que se quita y se pone, siempre lo llevas puesto. No solo debes ser educado con tus amigos, con tu jefe o con la gente que te conviene, si no con todo el mundo, no te quita nada, no te hará ver mal e incluso te sentirás mejor a la larga. ¿Un plus? Si algún día alguien te viene con el «chisme» de que se dicen cosas bonitas de tí -o te las dicen de frente-

5.- Respeta

Todos necesitamos de todos, así como en El Rey León, el ciclo de la vida bla bla bla todos somos parte de una cadena que hace que las cosas “más o menos” funcionen. Si no respetamos a todos los eslabones de esa cadena y alguno se rompe, las cosas dejan de funcionar ¿Got it?

Me hubiera gustado no tener que escribir este post, tristemente hay muchas personas así, pero si nosotros ponemos nuestro granito de arena confío en que poco a poco seamos más humanos, más considerados, más empáticos y así hagamos un mundo mejor, desde nuestra pequeña trinchera.

¡Compártan! Por favor!!!

Besos y más besos

@AnaQuéconQué

“No estás totalmente vestid@ sin una sonrisa”

Ana Qué con Qué

Creo que la belleza es universal y al alcance de todos, aquella que viene desde dentro y donde no importa talla, edad, peso, estatura o tamaño de curvas. "No estás totalmente vestid@ sin una sonrisa"

Enviar comentarios

Deja un comentario

Anímate a conversar, te estamos esperando :)

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>