Si quiero puedo, aunque sea mujer

Creo que no hay mejor día que hoy para escribir sobre mi experiencia en Puerto Rico con TECHO.

¿Por qué elegí el día internacional de la mujer?

  • Porque Puerto Rico me ayudó a romper con muchos paradigmas, no solo aquellos que tenía yo conmigo si no también aquellos que otros tenían / tienen conmigo.
  • Porque me ayudó a darme cuenta que si quiero puedo, que puedo vencer el miedo por grande o pequeño que éste sea.
  • Porque todas las mujeres podemos romper esa idea que tienen muchos y muchas de que no podemos hacer tal o cual cosa por el simple hecho de ser mujeres o parecer princesas.

Pero empecemos por el principio, para quienes me siguen en redes sociales ya saben que la semana pasada estuve en Puerto Rico, además de hacer mi trabajo de Diana Prince –sí, tengo un trabajo que no es de blogger– fui voluntaria para TECHO que es una ONG que construye viviendas de emergencia en conjunto con las familias. Si quieren saber más den clic aquí. (Messi –sí, el futbolista- pidió como regalo de bodas donaciones para esta ONG).

¿Yo ayudando a construir casas?

No les puedo mentir; mi cadena de pensamientos cuando me preguntaron si quería participar fue: ¡Nunca voy a poder hacerlo! ¡No tengo la fuerza física! ¡No sé cómo! ¿Y si me pasa algo? ¿Si me rompo algo? Tengo que ser sincera y confesarles que ¡Moría de miedo! Y estuve tentada a decir que no.

Construir una casa, construir una casa, construir una casa… éstas palabras resonaban una y otra vez en mi mente… no tenía idea de cómo iba a hacer eso. ¡Jamás me había planteado algo así! ¿Qué llevar puesto? por más banal que esto suene, necesitaba ser práctica, asegurarme de estar cómoda para de verdad poder trabajar y a la vez protegerme, nos pedían llevar gorra –misma que olvidé- bloqueador, guantes… ¿Debía llevar lentes? ¿Bolsa? ¿Dinero? ¿Y si quería ir al baño? Al final, todas esas dudas eran mi miedo a lo desconocido, a algo que jamás había hecho.

Pero soy de aventuras

Pueden recordar algunas de las que he vivido aquí, aquí y aquí.

Afortunadamente a esta me lancé con mi hermano, sabía que si él estaba conmigo nada me iba a pasar –o por lo menos me iba a cargar al hospital más cercano- #DramaQueen.

Con mi hermano, sin el ¡no me hubiera atrevido a hacerlo!

Aterrizamos el viernes por la noche en Puerto Rico y a las 5am ya estábamos despiertos pues a las 6am debíamos estar listos para empezar 12 horas de trabajo.

Llegamos a una escuela aproximadamente a 1hr de San Juan y ahí nos dividieron en dos equipos ¡No me pudo haber tocado mejor team!

A construir

El huracán se llevó la casa de Nancy dejando “el baño” o lo que pueden ver en las fotos.

 

Lo que ven es lo que los huracanes dejaron de la casa de Nancy :(

Las casas son prefabricadas, pero aun así es mucho trabajo, tuvimos 2 líderes de TECHO Jenny y David dos boricuas maravillosos que nos guiaban con lo que teníamos que hacer.

David nuestro arquitecto de TECHO

 

Jenny la boricua más cool del mundo y líder de nuestro equipo en TECHO

Mis paradigmas comenzaron a caer cuando Elena –mi nueva amiga venezolana- y yo hicimos un excelente equipo poniendo parte del piso de casa de Nancy. Era la primera vez para las dos en este tipo de voluntariado –y usando un taladro- pero ambas descubrimos que las mujeres juntas sí podemos si queremos.

 

En el segundo día –también de 6am a 6pm- lo que seguía era subirse al techo a taladrar, no había muchas mujeres que quisieran hacerlo –estaba alto, daba miedo y si te caías podías pasarlo verdaderamente mal- por un momento pensé que ése bien podía ser un trabajo de hombres, además el sol estaba muy fuerte y llovía cada hora aproximadamente.

Los miedos son para vencerse

Sí, lo más fácil hubiese sido que dejara la tarea a mis compañeros hombres, pero Jenny, David y algunos más me echaron porras para que probara, si no me sentía segura podía parar ¡No pasa nada!

Y no saben cuánto me alegro de haberles hecho caso, creo firmemente que vencer estos pequeños o grandes miedos son lo que te alimenta el alma para continuar en los momentos difíciles de la vida. Cada vez que algo te paraliza, que crees que no puedes, cada vez que le das fuerza a tus no, tienes que encararlos para vencerlos, llenarte de energía, garra y valor que en algún momento usarás.

 

 

Lo mejor: la satisfacción de que si quiero puedo, aunque sea mujer.

Hoy les puedo decir que para mí TECHO es uno de los aprendizajes más grandes de mi vida. Ver la cara de Nancy cuando vio su casa terminada, recibir todos los apapachos de “mamita” –la mamá de Nancy- quien nos prestaba su baño, nos preparaba el mejor café “puya” y nos mimaba son momentos mágicos.

Saber –gracias a las explicaciones de David- que lo que hice en el techo de la casa de Nancy es para fijarlo de manera que esperemos el viento no se lo lleve la próxima vez que la naturaleza se ponga caprichosa. Y hacerlo de la mano de Mau, mi hermano, Elena, Daniel, Stefan, George, Kinga, Roger, Nefty, Thomas y todos los demás ha dejado en mí algo muy especial.

Gracias TECHO Puerto Rico por haberme enseñado que si quiero puedo aunque sea mujer.

Besos y más besos

@AnaQuéconQué 

Les dejo más fotos del proceso de la casa y de el team completo.

 

“No estás totalmente vestid@ sin una sonrisa”

Ana Qué con Qué

Creo que la belleza es universal y al alcance de todos, aquella que viene desde dentro y donde no importa talla, edad, peso, estatura o tamaño de curvas. "No estás totalmente vestid@ sin una sonrisa"

Enviar comentarios

Deja un comentario

Anímate a conversar, te estamos esperando :)

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Newsletter

SUSCRÍBETE AL BLOG Y RECIBE LO ÚLTIMO EN IMAGEN, TIPS DE MODA, BELLEZA Y LIFESTYLE

* indicates required
Videoblog