Propósitos y realidades

Algun@ de ustedes tiene como propósito ir al gym, comer saludable, tener el mejor cuerpo del universo o algo parecido?

Si es el caso, felicidades y espero que para cuando llegue Semana Santa sigan por la misma línea.

Yo hace varios años que he decidido sacar ése propósito de la lista y aceptarme como soy. No, no soy ni perfecta, ni con cuerpo de supermodelo y también hay días (muchos) que me veo al espejo y no me gusto ni poquititito, pero por otro lado éste es el cuerpo con el que voy a vivir por el resto de mi vida, así que mis opciones (y las de tod@s) son:

A)     Deprimirme y lamentarme de por vida deseando algo que no va a suceder.

B)      Aceptar lo que SI tengo y potenciarlo.

Las que tienen hijos me dirán: “tu cuerpo va a cambiar si algún día los tienes” sí, lo sé,  pero hay cosas que no van a cambiar ni con un embarazo ni con el mejor cirujano del universo; como el largo de mis brazos, mi estatura, el ancho de mis muñecas o la forma de mis pies, entre otras cosas… (la verdad tampoco pretendo que cambien).

Quienes aun están en la opción A tengo una pregunta para ustedes: De qué nos sirve pasarnos la vida lamentándonos porque no tenemos ése abdomen plano de revista? (que por cierto ya les digo de una vez tiene MUCHOS trucos) O ésas piernas kilométricamente largas que cuando vas en algún viaje quisieras ponerte de bufanda? Porque NO no caben en ningún lado!

Tampoco les estoy diciendo déjenlo todo, coman helado, galletas, pizza y resígnense, NO, simplemente acéptense, aprendan a conocer qué se pueden permitir y qué no, cada cuerpo es diferente, por eso la blusa de lentejuela que a tu hermana se le ve increíble a ti no tanto, o ésos mini shorts que son tu “arma de seducción” tu mejor amiga ni en sueños puede usarlos.

Qué hago yo? Escuchar a mi cuerpo, hacerle caso, por ejemplo si hoy se me antoja un postre de 1 millón de calorías me lo como, pero sólo hoy, porque al menos yo, ya sé que si no lo hago y lo sustituyo con algo menos calórico entonces tarde o temprano comeré el helado más lo que ya me comí antes según yo para sustituirlo…

Peeeero también hago ejercicio, no porque quiera tener una figura envidiable, sino en mi caso primero por salud mental (soy más feliz los días que voy al gym, lo juro!) y segundo si por salud física, mi cuerpo comienza a “quejarse” cuando paso varios días sin hacerlo, me duelen cosas que normalmente no me duelen (si, tan absurdo como suena…).

El chiste es encontrar tu fórmula perfecta y lo que no te gusta disimularlo con tu look, no importa si eres un empresari@ éxitos@, chef, doctor@, ama de casa o estudiante, tienes que vestirte no? Pues hazlo viéndote genial.

Tienes dudas? o no tienes idea cómo empezar? Contáctame ana@queconque.com.mx

Besos, abrazos y magia.

By Ana

“No estás totalmente vestid@ sin una sonrisa”

Ana Qué con Qué

Creo que la belleza es universal y al alcance de todos, aquella que viene desde dentro y donde no importa talla, edad, peso, estatura o tamaño de curvas. "No estás totalmente vestid@ sin una sonrisa"

Enviar comentarios

Deja un comentario

Anímate a conversar, te estamos esperando :)

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

INSTAGRAM
Newsletter

SUSCRÍBETE AL BLOG Y RECIBE LO ÚLTIMO EN IMAGEN, TIPS DE MODA, BELLEZA Y LIFESTYLE

* indicates required
Videoblog