Príncipe por catálogo

“Las relaciones han cambiado, acéptenlo”

Esta es una de las frases típicas de Mara, con ella nos dio una cachetada o un cubetazo de agua fría, a Chloè, Cam y a mí ¿será que tiene razón?

La frase volvió a golpearme un día que alguien me contó su historia de amor; el cómo había conocido a su príncipe azul en la fila del cine, ahora ni siquiera hay filas, la mayoría de las personas la compran con una app –por lo menos yo lo hago- entonces jamás estaré en la fila del cine y ¿se reducen las posibilidades y Mara tiene razón? ¿Las cosas han cambiado al punto que ahora toca “subastarse” en una app de citas?

Chloè y Cam aún se resisten a usar este sistema de citas, precisamente porque escoger a su príncipe por catálogo no es algo de lo que estén convencidas, además ¿qué pasa después de escudarse tras el teclado y conocer lo básico de la persona? ¿Es un filtro? ¿Un blindaje para evitarle desilusiones al corazón? ¿Una practicidad para ésta vida tan ajetreada? ¿Una cobardía? Porque para decir las cosas de frente se necesita valor, para sobrepasar el pudor de tener una conversación cara a cara y desnudar el alma se necesita coraje, osadía, arrojo.

Principe-por-catalogo

Escribir escondido detrás de un teclado le da valor a cualquiera, me da valor a mí, que mientras escribo esto no tengo idea quién está detrás leyendo… y puedo decir lo que quiera.

¿Pero qué pasa cuando al fin eliges al príncipe por catálogo y pasas todo el protocolo antes de una llamada?

Chloè salió con un chico que conoció a través de su Facebook, camino a la cita se daba cuenta que ¡ni siquiera había escuchado su voz! Todo el tiempo habían intercambiado mensajes por Messenger o whatsapp los románticos dirán que fue una linda sorpresa, los pesimistas pensarán “qué tal que no me guste para nada” los realistas suelen dar una oportunidad, que para Chloè resultó en una agradable sorpresa.

¿Pero cómo se quita el pudor? ¿Cómo se le quita lo incómodo a una cita a ciegas elegida por catálogo? quizá es sólo que yo en realidad no entiendo nada y Tinder es solo la versión siglo XXI de lo que antes era un romance epistolar del siglo XVIII y Mara tiene razón; las relaciones han cambiado y toca elegir por catálogo, pues la fila del cine ya no es una opción.

 ¿Ustedes qué dicen?

By @AnaQuéconQué

“No estás totalmente vestid@ sin una sonrisa”

Ana Qué con Qué

Creo que la belleza es universal y al alcance de todos, aquella que viene desde dentro y donde no importa talla, edad, peso, estatura o tamaño de curvas. "No estás totalmente vestid@ sin una sonrisa"

Enviar comentarios

Deja un comentario

Anímate a conversar, te estamos esperando :)

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Suscríbete

Videoblog