Preguntas incómodas

¿Cuáles son las preguntas más incómodas que te han hecho?

Normalmente te agarran desprevenido, sí ésa persona que viene –con buena o mala intención- a hacerte justo la pregunta más incómoda del mundo. Todos hemos vivido ése momento donde personas muchas veces ajenas a nosotros –o no lo suficientemente cercanas- nos interrogan con una libertad impresionante, como si nos conocieran de toda la vida, o tuvieran el derecho. Porque ojo, conocer a alguien de “toda la vida” no te da el derecho de invadir su intimidad. A veces, éstas personas son compañeros de trabajo, familia o incluso amigos que por azares del destino se han enterado de cosas que pasan en tu vida, y esto les da el pretexto ideal.
Si estás leyendo esto y eres originario de un país latino entonces sabes que es “casi casi” parte de la cultura preguntar, a veces, cosas demasiado personales. Lo que lleva al “interrogado” a sentirse entre la espada y la pared entre lo que realmente quiere contestar y la manera “polite” de hacerlo.

Les voy a contar la historia de mi amiga Chloè, ella es una mujer independiente y bastante privada. No le gusta ser interrogada, bueno supongo que a nadie nos gusta, ¿cierto? La verdad es que tiene una vida sumamente interesante y dan muchas ganas de que te cuente todos los detalles. Hace unos días me llamó al borde de un ataque de histeria, resulta que una persona que la conoce de “toda la vida” pero a la que ella nunca le ha hecho ni media confidencia decidió interrogarla acerca de su vida amorosa, preguntarle por qué había tomado las decisiones que había tomado y por si fuera poco, le dijo lo que debería hacer, entre que quedó estupefacta porque no esperaba tal cuestionamiento y no quería faltarle al respeto a la persona que ya se lo estaba faltando a ella no supo qué hacer y se quedó –según sus propias palabras- rumiando el coraje, ya saben, esos momentos en los que nos quedamos recreando la conversación en la mente y nos imaginamos que hubiéramos contestado en caso de haber estado más alerta.

Está también el caso de mi amigo el del “corazón partido” que en cada reunión familiar- entiéndase cada domingo- tiene que enfrentarse a las preguntas de sus tías acerca de su trabajo y lo bien que le va, todos pensaríamos que es algo bueno, hasta que entran al episodio de ¿cuánto ganas? Y eventualmente le sugieren hacer préstamos a otros miembros de la familia; a poco no dan ganas de decirles: ¡Qué imprudente eres!

Preguntas incómodas

Algunas de las preguntas más incómodas del mundo son las siguientes

1. ¿Cuánto ganas?
2. ¿Cuántos años tienes?
3. ¿Cuánto pesas? ¿Subiste de peso?
4. ¿Ya te divorciaste?
5.- ¿Por qué no tienes novia / novio?
6.- ¿Por qué no te has casado?

7.- ¿Cuándo vas a tener bebés?

No es fácil contestar a ellas o enfrentarlas, pero aquí les dejo algunas ideas para la próxima vez que les pase esto.

+ No me siento cómoda con esta pregunta, ¿podemos hablar de otra cosa?

+ Dame un segundo, voy al baño; cuando regreses dices que te duele el estómago, desviarás la conversación, eso sí a tu estómago y probablemente tus hábitos alimenticios pero ¡who cares! ¡mejor que tu vida íntima!

+ Si te gustan las “bromas” puedes decir: las entrevistas sólo las doy con un Cosmopolitan en mano en ______ (tu bar favorito).

+ Si la persona es de trabajo o no te animas a cortar la conversación entonces finge que dejaste la estufa prendida, la casa abierta, el coche sin alarma y que tienes que hacer una llamada INMEDIATAMENTE.

+ Si te puedes permitir ser un poco más rudo entonces di algo como: “mi vida privada, la comento únicamente con personas de mi círculo más cercano, en los momentos que yo elijo, te voy a pedir que a menos que yo saque el tema tu o lo vuelvas a hacer nunca”.

Es importante poner límites, con educación sí, pero dejarlos claros, tu eres el /la única responsable de tus decisiones, de tu vida y tu decides quién entra en ella y quien no, el poder lo tienes tú no los demás.

Besos, abrazos y magia

By @AnaQueconQue

“No estás totalmente vestido sin una sonrisa”

Ana Qué con Qué

Creo que la belleza es universal y al alcance de todos, aquella que viene desde dentro y donde no importa talla, edad, peso, estatura o tamaño de curvas.
“No estás totalmente vestid@ sin una sonrisa”

Enviar comentarios

Deja un comentario

Anímate a conversar, te estamos esperando :)

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Newsletter

SUSCRÍBETE AL BLOG Y RECIBE LO ÚLTIMO EN IMAGEN, TIPS DE MODA, BELLEZA Y LIFESTYLE

* indicates required
Videoblog