El peor error de mi vida

“Hay algo hermoso en todas las cicatrices –Cualquiera que sea su naturaleza- Una cicatriz significa que el dolor terminó, la herida está limpia y cerrada, se acabó”.

Dedicado a todos los sapos y princesas deshilachadas que no se quieren ir y patalean desde el fango…

El peor error de mi vida ha sido también el mejor aprendizaje. Tod@s tenemos un pasado, hay quien tiene un pasado muy divertido como mi amiga Mara ¡Cada vez que nos acordamos de sus sapos morimos de risa! O un pasado de miedo como mi amigo Doctor, ¡Ni de broma quiero conocer a sus ex Princesas Deshilachadas!

Algunos tienen un pasado trágico o como para escribir un libro pero PA-SA-DO es decir, ha quedado atrás.

Y en ese pasado hay por supuesto quien nos enseña la lección más grande de nuestras vidas –éstas serían las palabras de mi gurú- en palabras mías sería: Hay quien nos pulveriza el corazón y hace que nos duelan los huesos, la espalda y el alma, nos sumen en un oscuro remolino; yo le llamo el peor error de mi vida o El Sapo HDP (pueden buscar el significado de la abreviatura aquí) mi gurú le llama el mejor aprendizaje.

Lo sé, es fuerte llamarlo así –no me juzguen- es solo que El Sapo HDP sobrepasa a cualquier otro sapo -incluidos los sapos de pantano-, es una categoría más alta. Cada quien le pone el nombre que quiere.

¿Por qué les cuento esta historia ahora?

Porque a la distancia, después de unos años y con otra perspectiva, uno puede desenterrar historias empolvadas para decir: fiu de la que me libré.

Porque escribir es mi forma de limpiar el alma.

Porque si alguna de las personas que me lee está con un Sapo HDP o con una Princesa Deshilachada HDP me entenderá y espero le sirva.

Y porque me encanta contarles historias de sapos.

También porque hay sapos que no quieren estar, nunca quisieron pero tampoco se van y esos son los peores. Desde su egoísmo y soberbia se creen con el poder de aparecer y desaparecer.

En otras palabras o como diría mi amiga Cara hay pendejos que nunca se van…

El de ella sigue y sigue y sigue cual conejito energizer, levanta la mano con un: Hola, ¡Soy yo! ¿Cómo estás? De lo más casual y como si nada hubiera pasado…

Pero basta de lamentos vamos a la parte práctica del post

Cómo superar a un Sapo HDP

Perdónate: La parte más difícil del proceso es perdonarte a ti mism@ aceptar que fuiste tú quien se equivocó eligiendo ese camino, creándote expectativas y depositando tu confianza en alguien que no la merecía. Pídete perdón y vuélvete a querer.

Ve a terapia: ¡Todos deberíamos ir a terapia! Mi amigo el doctor lo hace, mi amigo el empresario guapo y exitoso también, busca el estilo que más te guste, psicólogo, terapeuta, gurú, mago o hechicero, pero ¡Házlo!

Acércate a tus amigos: Escúchalos, abrázalos, deja que te cobijen, vuelve a aquellos de los que te alejaste porque a tu Sapo HDP no le parecía que estuvieras con ellos. Puedes o no contarles la experiencia, lo importante es que te dejes apapachar.

Aprende a quererte de nuevo: Sí, con tus errores a cuestas, explora quién eres ahora con toda la experiencia y aprendizaje, vuelve a hacer las cosas que antes disfrutabas o planea cosas nuevas que aplazaste. ¡Vive!

Lo que aprendí de mi peor error a.k.a Sapo HDP

No eras tú. No supiste valorar lo que teníamos, aprendí que ése fue el mejor regalo que me pudiste dar: irte. No eras tú “the one” y me lo enseñaste una y otra vez hasta que lo aprendí.

Un corazón roto SIEMPRE sana; no importa lo roto que esté, sana; no es gratis, pero si le inviertes tiempo, esfuerzo y ganas poco a poco vuelve a latir.

Bye bye drama; cuando en una relación hasta un mensaje que te envía alguien causa drama ¡Prende las alarmas! El único drama válido está en las películas y en Grey’s Anatomy.

Una persona es MUCHO más fuerte y valiente de lo que imagina, a veces nos tomará tiempo descubrirlo pero sucederá.

Y por último y lo MÁS valioso, hoy tengo la certeza de decir:

Ni en esta vida ni en la que sigue… 

Por @AnaQuéconQué

IMPORTANTE
*Este post tiene un poco de realidad, un poco de drama, no está dedicado a nadie en particular, los personajes pueden o no ser ficticios. Está inspirado en experiencias de la autora, sus amig@s, cosas que lee, que escucha o ve.
Mensaje de la autora:
“Escribo porque las palabras viven dentro de mí. Escribo porque los pensamientos fragmentados en mi cabeza tienen que salir para tener un sentido. Escribo porque soy un ser humado que siente profundamente. Escribo porque tengo, quiero y puedo.
Los personajes que creo no son yo, son parte de mí, de ese lado aventurero, romántico, guerrero, principesco, de heroína, villana, loca y amiga. Hay partes que escondo, que deseo, que he sido o seré, hay otras que nunca fui y creía que sí.
Cada historia está basada en una verdad, tú verdad y el sentido que tú le des no en mí”.
Ana Qué con Qué

Creo que la belleza es universal y al alcance de todos, aquella que viene desde dentro y donde no importa talla, edad, peso, estatura o tamaño de curvas. "No estás totalmente vestid@ sin una sonrisa"

2 Comments

Deja un comentario

Anímate a conversar, te estamos esperando :)

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Suscríbete

Videoblog