Fast Food, Fast Fashion, NYC

Reconocen ésta foto? pues nada menos que desde ahí nos cuenta Ariana su Sabías Qué de ésta semana, tienen que leerlo!!

«Este fin de semana lo pasé en Nueva York una de mis ciudades favoritas sobre todo por la cantidad de diversidad que encuentras en las personas, los edificios, la moda, las culturas etc. todo conviviendo en un mismo lugar. Nueva York se caracteriza por ser una de las capitales de la moda y uno de los lugares donde más fast fashion (moda rápida) se encuentra»

¿Sabías qué?

La industria se ha dividido en dos grandes grupos consumidores; los que solo compran prendas de lujo que optan por marcas y diseñadores reconocidos, con altos precios pero también alta calidad y exclusividad en menor volumen, y aquellos sedientos de moda que prefieren conseguir las prendas de moda con el menor precio posible, sin importar calidad ni exclusividad y el volumen de compra es mayor, este tipo de consumidores responden al fast fashion.

A principio de los noventa las marcas Gap y Espirit se rebelaron contra  la manera de presentar colecciones a la venta, en vez de introducir las acostumbradas dos colecciones, Primavera/Verano y Otoño/Invierno, decidieron introducir cuatro colecciones por año, lo que llevó a otras tiendas que apenas comenzaban en el terreno de moda retail a querer competir lanzando hasta 10 colecciones diferentes al año.

Hoy en día hay tiendas de fast fashion que lanzan hasta 15 colecciones por año renovando continuamente su mercancía para evitar que los consumidores se demoren en su compra, algo así como “cómpralo hoy que seguro mañana no estará” y aunado a esto los precios hacen la tarea más sencilla ya que si al final no nos gusta la prenda o nos arrepentimos la regresamos y cambiamos o simplemente nos olvidamos de ella sin resentimientos.

La moda principalmente es dictada por las pasarelas y por la música, colecciones de diseñadores muy reconocidos y estrellas de la industria musical con cierto estilo son especialmente los factores a seguir para los establecimientos de la moda rápida. La gente está inmersa en esta era del consumismo que demanda tener la moda del momento en las tiendas lo más rápido posible.

En los establecimientos que ofrecen este tipo de moda, se pueden encontrar prendas casi idénticas a las que usa el artista favorito o a las creadas por los diseñadores, por un precio mucho menor, la semejanza con algunas prendas de diseñador puede llegar a ser tan buena que personalidades como Diane von Fustenberg han demandado a cadenas de moda retail por derechos de propiedad intelectual.

Si se fijan rara es la vez que marcas de fast fashion hagan publicidad, realmente ellas se van por el lado de convencer al público de los precios, la rapidez de flujo de moda en sus tiendas y las ofertas o rebajas que muchos ya tienen hasta en su agenda.

La industria del fast fashion empezó a tener un boom tan grande que comenzó a afectar tanto a diseñadores independientes como al ambiente. Con más ropa en nuestra posesión nos deshacemos de más prendas para comprar más prendas y al final el tirarlas no nos lamenta por el precio y la calidad tan insignificantes. La ropa comenzó a acumularse como desechos no biodegradables casi como las bolsas de plástico.

Ahora se puede ver un pequeño cambio en las marcas de fast fashion y en la creación de campañas de moda verde. Este tipo de moda ecológica a diferencia de lo que pueden tener en mente de vestirte con un costal de papas y accesorios de plantas, es poder reciclar la mayor cantidad de prendas para fabricar más, utilizar la menor cantidad posible de colorantes que pueden ser tóxicos, utilizar productos orgánicos como Zara y H&M, utilizar la menor cantidad de agua posible en los procesos de fabricación y por parte de los consumidores el donar las prendas a instituciones u organizaciones humanitarias, tener una conciencia de comprar lo que en verdad nos gusta, comprar moda ecológica y ser conscientes de nuestro ambiente.

No todo en fast fashion es una carrera por el consumismo, la falta de calidad y el acapare de propiedad intelectual; también hay ciertas marcas de moda rápida como Mango y H&M (que pronto tendremos en México) que colaboran con celebridades o diseñadores reconocidos para sacar colecciones limitadas supervisadas en cuanto a calidad y estilo por estas mismas personalidades y que se dan a conocer para un público que suele comprar en tiendas retail. Estén pendientes con la colección de Martin Margiela para H&M en México.

Creo que tener nuestro propio estilo para evitar renovar todo el guardarropa cada temporada, es esencial, buscar ese balance entre el lujo, lo vintage, lo básico, lo clásico, lo moderno, lo encontrado en un mercadillo y el fast fashion es lo mejor.

By Ariana Morales Peralta

 

Ana Qué con Qué

Creo que la belleza es universal y al alcance de todos, aquella que viene desde dentro y donde no importa talla, edad, peso, estatura o tamaño de curvas. "No estás totalmente vestid@ sin una sonrisa"

Enviar comentarios

Deja un comentario

Anímate a conversar, te estamos esperando :)

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

INSTAGRAM
Newsletter

SUSCRÍBETE AL BLOG Y RECIBE LO ÚLTIMO EN IMAGEN, TIPS DE MODA, BELLEZA Y LIFESTYLE

* indicates required
Videoblog