Madrid, My Love

Hay ciudades a las que parece que estuvieras ligada, como una especie de cordón umbilical, de conexión mágica que inexplicablemente te une a ellas, para mí, Madrid es una de las ciudades a las que me siento ligada, cada vez que la visito una luz alumbra mi camino.

Light in Madrid

18 años tenía la primera vez que visité Madrid, era noviembre y venía de pasar una temporada en París “la ciudad luz”. Para mí, París no fue la ciudad que todos cuentan: no me gustó. Sí, sé lo que estás pensando al leerlo, es algo casi inconfesable, será que no soy “normal”, dirían mis amigos, o simplemente mala suerte, pero no, París no me gustó.

Había pasado casi un año fuera de México y no había escuchado hablar español, ¡fue rarísimo! Ir por la calle caminando y entender todo, leer en español y al mismo tiempo con ese acento tan particular y ¡hasta sexy! Hubo algo… y desde el primer momento Madrid y yo caímos en un idilio y  así, entendí lo que significa “la madre patria”.

Atardecer en Madrid

Era noviembre, mitad del otoño madrileño, con las hojas volando a causa del viento por todos lados. El sol siempre encontraba la manera de asomarse; mientras caminaba por el museo del Prado recordé mis clases de historia del arte, tenía una maestra súper estricta que nos ponía exámenes muy difíciles, secretamente a mí me encantaba su clase, así que cuando por primera vez vi Las Meninas, de Velázquez, me emocioné, es un cuadro enorme, con mucho “feeling,” no esperaba que fuera tan grande, pero es bueno no tener expectativas, al menos eso dicen mis “gurús” y esta vez fue cierto, al no esperar nada tuve una gran sorpresa, no fue como con la Mona Lisa, ahí sí que tuve demasiadas expectativas, supongo que le pasa a todo el mundo…. Yo esperaba que me hiciera sentir algo, ¡que tuviera una chispa o magia! Pero no, simplemente me decepcionó.

Madrid huele a jamón, a cigarro, a risas, la gente es amable, les encanta el acento mexicano y todo es posible, todo son sonrisas, caminar por sus calles es un placer ¡incluso los Mac Donalds son edificios súper lindos y los atardeceres idílicos.

La plaza mayor, el Mercado de San Miguel, una caña, la tortilla de patatas, el museo del prado o el parque del retiro, todos me abrieron las puertas excepto el Palacio Real, ese no lo pude visitar…

Plaza Mayor Madrid

Pasaron muchos años para que yo volviera a Madrid, casualmente fue de nuevo un otoño, quizá es la época del año en la cual el destino decide ponerme aquí, quizá la vida marca ciclos pero en ese entonces necesitaba un abrazo, una luz.

Aquella vez, al igual que la anterior, no pude visitar el Palacio Real, pero el sol brillaba de nuevo en Madrid.

La siguiente vez que visité Madrid, me recibió lloviendo, durante toda mi estancia no salió el sol y la lluvia se encargó de hacerme saber que nuestro idilio estaba dañado, es como si la ciudad estuviese molesta conmigo y fuese su forma de decirme: “ese no es el camino, no es por ahí”. Me encantan las señales y hoy creo firmemente que en ese entonces me estaba equivocando, no era así como tenía que continuar la historia, nuevamente El Palacio Real se negó a recibirme.

Caña

Pero la reconciliación tenía que suceder, así pasa con los grandes amores, llega un momento en que aunque estén separados el amor queda ahí, existe, no se destruye…

Así fue como este año regresé a Madrid, otra vez en otoño, un otoño tan cálido que lo llaman “veroño”, con el sol brillando nuevamente, la ciudad abrazándome como un bálsamo resbalando por mi piel caminé por toda tu recorrí tus rincones, los emblemáticos, los turísticos, a los que nadie va, los populares y en los que nunca había estado: El Palacio Real por fin me abrió sus puertas.

 Palacio Real

Madrid: lo nuestro, es amor de verdad a pesar de todo y todos, la lucha no me da miedo si puedo volver a ti.

León

Love,

@AnaQueconQue

“No estás totalmente vestid@ sin una sonrisa”

Ana Qué con Qué

Creo que la belleza es universal y al alcance de todos, aquella que viene desde dentro y donde no importa talla, edad, peso, estatura o tamaño de curvas. "No estás totalmente vestid@ sin una sonrisa"

Enviar comentarios

Deja un comentario

Anímate a conversar, te estamos esperando :)

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Suscríbete

Videoblog