Little Black Dress LBD

Todas tenemos un vestido negro en el clóset, mejor conocido como LBD (little black dress) y si no lo tienes aprovecha las rebajas y corre a comprarlo, por qué? Ariana nos cuenta tooodo lo que tienes que saber sobre la historia, significado, quién lo puso de moda y hasta cómo usarlo, sigan leyendo!

Símbolo de poder y sensualidad, el “Little black dress” (pequeño vestido negro) ha existido durante siglos pero su significado y uso han cambiado drásticamente, de ser una prenda solemne a una prenda sexy. 

¿Sabías qué?

A pesar de que las mujeres han utilizado los vestidos negros desde hace tiempo, la historia de la moda acredita a Madame “Coco” Chanel como la inventora del concepto de prenda que hoy conocemos como “Little black dress”.

No fue sino hasta la década de los 20’s que el vestido negro se convirtió en una prenda de moda y dejó de ser para uso exclusivo de funerales y duelos.

Chanel quien rompió con muchos estándares de moda, como era de esperarse, sabía del poder del vestido negro antes que cualquier otra persona y en 1926 le dio una vuelta de 180° a su significado. También debemos a Madame Chanel el alias de “Little black dress”.

Son muchas las formas de “Little black dress” pero bien estilizados siempre llamarán la atención.

Varios son los momentos en la historia que vemos a celebridades utilizando un vestido negro memorable, desde Audrey Hepburn con el famoso vestido de Givenchy, Cher en los Oscares de 1986, Elizabeth Hurley en la premiere de “Cuatro bodas y un Funeral” hasta la Princesa Diana el día en que el Príncipe Carlos anunció su matrimonio.

Audrey Hepburn

 

Cher

 

Elizabeth Hurley

 

Princesa Diana

Inclusive en 1992 la banda U2 debuta su canción “Little Black Dress” que describe sin duda el poder de la prenda…”She smiles and it’s dangerous…in a little black dress” (Ella sonríe y es peligroso en un pequeño vestido negro).

Hay una gran oferta de vestidos negros en el mercado desde grandes firmas de diseñadores hasta marcas más comerciales mayoristas, así que no hay excusa de no tener uno o dos o en mi caso cinco, además se ven bien en toda ocasión y te sacan de cualquier apuro.

Lo mejor es buscar un vestido negro fabricado con un buen material o el mejor posible, así te durará más, no se percudirá y no se verá barato, además asegúrate que es cómodo, que no se caigan los tirantes, que no se suba la falda y que sea cómodo para sentarte y para bailar por supuesto. Evita que sea muy ajustado o de tela muy brillante esto arruinará el estilo.  Considera el vestido negro como un lienzo que deberás adornar, no dudes en arriesgarte con los accesorios como stilletos de vértigo, grandes piedras, anillos o brazaletes llamativos, colores fuertes contrastantes o neon en bolso o zapatos etc., ten en cuenta que  solo debes arriesgarte en uno, si no caerás en la exageración.

 

La ventaja de esta prenda es que se encuentra presente en todas las temporadas y hay por lo menos uno en cada colección así que si no tienes el tuyo búscalo ya, no te arrepentirás.

 

By Ariana Morales Peralta

Ana Qué con Qué

Creo que la belleza es universal y al alcance de todos, aquella que viene desde dentro y donde no importa talla, edad, peso, estatura o tamaño de curvas. "No estás totalmente vestid@ sin una sonrisa"

1 Comment
  1. Creo que confundís (como se hace a menudo, y es una pena que se haya pervertido el término traicionando conceptualmente la idea primigenia de Chanel) La petite robe noire (ese vestidisto hasta la rodilla, negro y pobre, que Chanel convirtió en signo de distinción), el que lleva Audrey Hepburn en el party de su casa (si bien aquí de «vestidito» sólo tenía el largo porque era un vestidazo), con la longue robe noire (el vestido largo negro) que es el que lleva delante del escaparate de Tiffany’s.
    Basta atender al significado de la palabra. Un «vestidito negro», el original que creo Chanel era prácticamente una camiseta hasta la rodilla (con el tiempo cortaría mejor aunque lo importante antes y después siempre fue su toque de distinción manifestado de muchas maneras revolucionarias).
    En fin, un vestidito es un pequeño vestido -la misma palabra lo dice- y uno largo como el que lleva Audrey Hepburn en breakfast at Tiffany’s de «vestidito» tiene poco y no sólo porque fuera una obra maestra «longue» de Givenchy. Una cosa es un canastito y otra una canasta. Para muchas cosas, entre ellas utilizar correctamente el lenguaje, el tamaño sí importa.

    «Même si la robe noire Givenchy d’Audrey Hepburn reste dans l’histoire comme une « petite robe noire », c’est à l’origine une robe longue de soirée sans manche portée avec de longs gants :
    « [Audrey Hepburn] est habillée par Hubert de Givenchy. Elle y abore une longue robe de soirée noire […]10
    https://fr.wikipedia.org/wiki/Petite_robe_noire

Deja un comentario

Anímate a conversar, te estamos esperando :)

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

INSTAGRAM
Newsletter

SUSCRÍBETE AL BLOG Y RECIBE LO ÚLTIMO EN IMAGEN, TIPS DE MODA, BELLEZA Y LIFESTYLE

* indicates required
Videoblog