Si las mujeres nos quisiéramos más (a nosotras mismas)

Queridos todos:

Hoy tengo que contar esta historia que además es una experiencia propia.

Todos -hombres y mujeres- tenemos cosas de nosotros mismos que no nos gustan, nos acomplejan o nos ofenden. La mayoría de las veces, cuando una persona toca uno de estos puntos sensibles, brincamos pensando que es un ataque frontal.

Pero específicamente con las mujeres sucede algo muy particular; cuando otra mujer toca una de estas fibras -queriendo o sin querer- nos despedazamos entre nosotras.

Hace unos días le pasó a una amiga, tocó una fibra sensible de otra mujer –sin querer y sin saber- pero eso bastó para que ella despotricara de una manera que me pareció excesiva.

Yo no sé si Mercurio estaba retrógrado o una de esas cosas que no entiendo mucho pero como si fuese epidemia, la siguiente semana me pasó a mí.

Ahí va la historia…

Me encontré con una chica que si bien no era mi amiga sí que salimos a comer un par de veces, platicábamos, nos escribíamos y hasta nos dábamos likes (ahora todo se mide en likes) honestamente cuando la vi la saludé (con abrazo y todo) porque me dio mucho gusto el reencuentro, conviví con ella en mi etapa en Barcelona y es un bonito recuerdo.

Pero como les decía al principio, a veces uno toca fibras sin siquiera saberlo, en mi caso, la fibra que toqué fue platicar y bailar con un nuevo grupo de amigos. Dentro de este grupo había un chico que aparentemente le gusta a ella -yo no tenía ni idea de esto- pero fue suficiente para que ella se comportara como niña de secundaria.

¿Cómo me di cuenta que toqué una fibra?

Después de las 3 veces que me empujó, giró la cabeza para no saludarme y se cruzó entre el chico y yo mientras hablábamos.

Las chicas que me leen para este momento tienen una sonrisa pensando: “sí, me ha pasado”

¿Por qué cuento esta historia?

¿Por qué de pronto expongo una experiencia tan personal e “insignificante”? porque si las mujeres nos quisiéramos más (a nosotras mismas) esto no tendría por qué pasar.

Esta chica sintió que yo le robaba la atención de un chico que no es ni su novio, ni su esposo pero que siente que le pertenece por el simple hecho de haberlo conocido primero, “robé” -sin querer y sin saber- la atención de este chico y ella se sintió menos, se sintió ofendida, lastimada en su orgullo de mujer y prefirió actuar de una manera grosera y mal educada en lugar de ser inteligente, en lugar de continuar con los buenos momentos que pasamos.

Honestamente si ella hubiese venido diciendo: Ana me encanta este chico ¡Yo la hubiera ayudado con el! No hacían falta los empujones ni las malas caras.

Dejó de ver su luz intentando apagar la mía.

Querida señorita empujones: no era necesario volver a tener 12 o 15 años, no tenías que hacer eso, enfócate en trabajar tú luz, hacerla brillar, eres una mujer exitosa que no necesita pisar a otras mujeres, tu físico y el mío son distintos, tus cualidades y las mías también. Enfócate en brillar tú y deja que las demás brillen, brillar juntas como mujeres suma en lugar de restar.

Para todas las chicas que en algún momento no han dejado brillar o han estado en mi lugar, las invito a que como mujeres nos queramos más (a nosotras y entre nosotras) si las mujeres nos quisiéramos más a nosotras mismas dominaríamos el mundo con amor y sabiamente tal como lo está en nuestra naturaleza más profunda. O como dice mi amiga Bianca fomentemos la sororidad que se define como la relación de hermandad y solidaridad entre mujeres para empujar cambios sociales.

Besos y más besos.

@AnaQuéconQué

“No estás totalmente vestid@ sin una sonrisa”

Ana Qué con Qué

Creo que la belleza es universal y al alcance de todos, aquella que viene desde dentro y donde no importa talla, edad, peso, estatura o tamaño de curvas. "No estás totalmente vestid@ sin una sonrisa"

Enviar comentarios

Deja un comentario

Anímate a conversar, te estamos esperando :)

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Suscríbete

Videoblog