La insoportable costumbre de pelear con nuestro pasado

Querida Princesa Deshilachada:

Todos tenemos un pasado que está presente y te sigue a lo largo de tu existir. Solo que cada quien lo traduce y asimila de diferente manera. Para mi el pasado es lo que hace hermosa la vida, lo que me ha hecho vivir mejor y recordarme a cada momento quién soy y hacia dónde voy. El pasado te construye, te impulsa y te alienta, pero al mismo tiempo te advierte y pone cauto.

Pero aquí la gran pregunta sería, ¿hasta dónde vale hacerle caso al pasado en aras de ver por el futuro? ¿Es realmente el pasado el mejor consejero? Digo, esto es importante discernirlo, pues comenzaremos por decir que ninguna situación se vuelve a repetir por si sola y mucho menos estamos condenados a tener una misma buena o mala experiencia. Nadie y nada es igual (aunque creamos e insistamos en que sí).

Cuando-el-presente-y-el-pasado-se-confrontan-2

Vivir es precisamente saber separar nuestras experiencias, es aprender de ellas, no para no volver a cometer el mismo error o buscando no tropezar con la misma piedra, sino para saber cómo hacer que esas heridas cicatricen más rápido. En pocas palabras, aplicar lo que dice la máxima budista: “el dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional” (y es algo que simplemente muchos no aprenden).

Me llama sobre manera tus amigas. Todas tienen un punto de vista interesante. Sin embargo, de una u otra forma, todas están casadas con ese alguien del pasado que las atormenta o que simplemente no pueden dejar en la época de su vida a la que pertenece.  Una y otra vez lo traen a su vida, sea ignorándolo o castigando al nuevo sapo por aquello que les haya hecho el anterior.

¿Eso es amar el pasado o permitirle que te domine al grado de que sea el que rige tu vida?

Yo sigo creyendo que hay una señal inequívoca cuando te has reconciliado con tu pasado: cuando hablas de él, no con nostalgia, sino como algo que enriqueció algún momento de tu vida. Por ejemplo, cuando hablas de ese hombre o esa mujer que tanto daño te hicieron, pero de quien aprendiste algo. Todos aprendemos constantemente, ¿qué has aprendido tú que me lees de tu pasado? ¿Te has puesto a pensar realmente cómo serías si no tuvieras esas experiencias?

Y para terminar querida Princesa, queda para nosotros y para ellas, esta hermosa frase de Carlos Fuentes, que nos sirve como bálsamo para lamer nuestras heridas, olvidar el pasado, amar el presente y construir el futuro:

 “El pasado está escrito en la memoria y el futuro está presente en el deseo”.

 

El Sapo Qué con Qué

Soy el Sapo Qué con Qué, respondo a la Princesa Deshilachada y a todas aquellas mujeres que no entienden el universo masculino, desde mi trinchera las cosas se ven distintas. Hombres y mujeres somos universos paralelos pero diferentes en extremo, entendernos es quizá misión de vida.

Enviar comentarios

Deja un comentario

Anímate a conversar, te estamos esperando :)

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Newsletter

SUSCRÍBETE AL BLOG Y RECIBE LO ÚLTIMO EN IMAGEN, TIPS DE MODA, BELLEZA Y LIFESTYLE

* indicates required
Videoblog