El miedo a perder

Querido Sapo:

Voy a empezar este post con un ejemplo que quizá te suene superficial, pero si te concentras en el fondo, verás que tengo un punto o quizá te ha pasado.

Todos tenemos miedo a perder algo. En mi caso uno de los temores que tenía –insisto, va a sonar superficial- era perder mis chinos. Sí, ¡Si! mis rizos. Los amaba tanto, que me daba pánico que los cortara la persona equivocada, que un tinte los arruinara o incluso que descontinuaran el producto que usaba y que era el per-fec-to para mí. Cuando estuve viviendo fuera de México, pasé por ése momento en donde no vendían ese producto y sufrí amargamente.

Pero como todo miedo en esta vida: sucedió

No fue por un corte, ni por un tinte mal aplicado, la realidad es que ni siquiera sé por qué fue –yo le echo la culpa a la cortisona que me dieron cuando me dio influenza–. La realidad es que no sé cuándo ni cómo pero los perdí.

El-miedo-a-perder-1

Después de años con el mismo look no sabía qué pasaría, no me gustaba mi imagen de lacia, me parecía complicado el proceso de peinarme y al verme en el espejo me costaba reconocerme.

El cambio vino junto con mi mudanza a CDMX y hoy como a muchas otras cosas no los extraño, claro que me siguen gustando mis fotos con ellos y sí, me pregunto si volverán como tantas veces me pregunté si volvería aquél sapo ¿Ya te va sonando a donde voy, cierto?

Al final, el miedo a perder no era más que solo eso; el proceso donde duele, te genera ansiedad e incertidumbre, para luego pasar a un lugar mejor.

Hoy, me gusta mi look así como me gusta no estar con ése sapo del pasado. Hoy, entiendo que el miedo es solo miedo – nada más- y no necesita más importancia que eso.

El miedo, es esa muralla que tienes de frente y que no te atreves a explorar porque no sabes lo que hay detrás. Y entonces te detiene, te frena y te paraliza, dejándote no solo donde estás –ése sería el menor de los problemas, si no que te inmoviliza. Ni para atrás, ni para adelante…-

EL MIEDO TE DETIENE

En el proceso de el miedo a perder, resulta que pierdes. A veces más de lo que tenías pensado perder. Pero también ganas, solo que aún no sabes ni qué ni para qué. La respuesta como siempre… solo la da el tiempo.

El-miedo-a-perder

Hoy la pregunta es mucho más simple, quiero tu perspectiva del miedo y –si me lo permites- hoy voy a cerrar yo a tu estilo, con una frase de Charles Chaplin.

“No debemos tener miedo a equivocarnos, hasta los planetas chocan y del caos nacen estrellas”

Sin miedos,

Princesa Deshilachada 

 

Ana Qué con Qué

Creo que la belleza es universal y al alcance de todos, aquella que viene desde dentro y donde no importa talla, edad, peso, estatura o tamaño de curvas.
“No estás totalmente vestid@ sin una sonrisa”

1 Comment
  1. Mi vida no es fácil soy viuda y eso me a llevado a una deprecion ya estoy mucho mejor y al ver esto en el Facebook me emociona poder ganarme unos zapatos, todo lo bueno que me pasa ahora lo veo maravilloso, espero tener suerte y ganar.

Deja un comentario

Anímate a conversar, te estamos esperando :)

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Newsletter

SUSCRÍBETE AL BLOG Y RECIBE LO ÚLTIMO EN IMAGEN, TIPS DE MODA, BELLEZA Y LIFESTYLE

* indicates required
Videoblog