El amor en los tiempos de las relaciones desechables

Querida Princesa Deshilachada:

La teoría del amor espontáneo no es tan lejos de ser teoría, sino una Ley mal escrita y peor entendida. El gran problema que tenemos es que muchas personas han desarrollado el Síndrome de la Inmediatez y el Desecho. Es decir, una relación hoy en día es tan profunda como el número de días que lo permitan.

Nadie, o casi nadie, se toma la molestia de adentrarse en la vida de la persona que nos pretende o de la que nos hemos enamorado. Todo se limita a una superficialidad implícita alimentada de palabras vagas y frases retóricas, que muchos critican, pero todos de una u otra forma practicamos. Es decir, tus amigas aceptan el discurso que les dan, pero tampoco exigen lo que se merecen.

¿No es este un círculo vicioso en las relaciones humanas de todos los niveles?

A diferencia de la época de nuestros padres o abuelos, hoy es más fácil comenzar una y otra vez una relación. No hay un compromiso de ninguna de las partes. Nos hemos vuelto esclavos del deseo de poseer o ser poseídos, de pertenecer sin tregua a una o más personas, porque nos da miedo indagar más allá de lo que se ve y más miedo aún, dar más de lo que puede ver la persona que tenemos enfrente. ¿El resultado? Relaciones que van y vienen, generadas por generación espontánea y de igual forma, así de espontáneas, se rompen sin siquiera tener un por qué.

Teoria-del-amor-espontaneo-3

En tu pregunta planteas, ¿Por qué un Sapo no puede decir “hay que ser amigos”? Quizá por la misma razón por la que una Princesa tampoco puede ser clara desde un principio en lo que quiere (comenzando con ser honesta con ella misma). Idealiza al Sapo, lo convierte en Rey (ya no en Príncipe) y le permite conocer un pedacito de lo que es. No se entrega, pues tampoco él lo hace. El resultado es que ambos se aburren rápido. Ella se desilusiona, el Sapo no fue Príncipe y pues obvio, él se lleva todo el amor que pudo haber entregado, pero que simplemente no quiso o pudo dar.

Se nos ha olvidado que el amor se alimenta de pequeños grandes detalles. El amor, la convivencia, la comunicación y el deseo son cuatro cosas que se conjugan, que hacen un respetuoso engranaje, pero sólo si todos los elementos están dispuestos a darse. No basta con decir el clásico “me gusta” o “está guapísimo”, o “qué curvas” (en el caso de los hombres). Eso es sólo parte de la retórica.

Princesa Deshilachada, ¿Realmente tú o tus amigas han conocido a profundidad a alguien como para darle el valor de decir que las ha desilusionado? ¿Vale la pena en verdad hablar o desilusionarse de alguien a quien no tuvimos la valentía de entregarle lo que somos y exigirle lo mismo? Si no queremos que los Sapos o Falsas Princesas se nos reproduzcan por generación espontánea, entonces quizá sea hora de redefinir lo que queremos en las relaciones que buscamos, pues sólo así ese Sapo en realidad se convertirá en el Príncipe que merecemos.

Y como es costumbre, te dejo esta frase de Sam Keen, para la reflexión:

“Aprendemos a amar no cuando encontramos a la persona perfecta, sino cuando llegamos a ver de manera perfecta a una persona imperfecta”.

Con cariño,

El Sapo Qué con Qué 

El Sapo Qué con Qué

Soy el Sapo Qué con Qué, respondo a la Princesa Deshilachada y a todas aquellas mujeres que no entienden el universo masculino, desde mi trinchera las cosas se ven distintas. Hombres y mujeres somos universos paralelos pero diferentes en extremo, entendernos es quizá misión de vida.

5 Comments
  1. Excelente artículo. Ahora estoy pasando por una ruptura en la cuál decidí efectuar cambios ser mas principe y menos sapo. No supe abordar el tema con mi ex mientras estaba en la relación por lo cual decidí que era mejor tomar distancia y decidir, pero sin pedir tiempo pues eso solo lleva a lo mismo. Además de no ser consciente de como era la naturaleza de nuestra relación, y fue tal cual como lo describes, el sapo y la princesa, pero ninguno de los 2 pasó de ahí mientras estábamos juntos, Intenté acercarme de nuevo y me rechazó con la premisa de que se va a dar la oportunidad con alguien mas, cuando lo supe entré en pánico, y me lleva a reflexionar sobre lo efímero y desechable que se ha vuelto el amor. Y la excusa para todo es decir que nunca existió amor desde el principio, que se murió… Para mi no se muere, simplemente entramos en pánico y no sabemos que hacer…

    1. Hola Alejo,

      Si, muchas veces es miedo y no saber qué hacer, otras veces es apresurarnos y no es amor de verdad. Pero lo que yo si creo es que SIEMPRE la vida, Cupido, Dios o como le quieras llamar, nos limpia el camino de personas/situaciones que no son para nosotros.
      Saludos!!

  2. Algunos (muchos) hombres sólo queremos ayuntar, hay que hacer un ligero esfuerzo en tiempo y dinero, algunas (muchas) mujeres quieren sentirse deseadas, que son importantes para alguien y mitigar su soledadfobia . . . . ¿Cuál es el problema?, Para bailar tanto se necesita de dos.

Deja un comentario

Anímate a conversar, te estamos esperando :)

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Newsletter

SUSCRÍBETE AL BLOG Y RECIBE LO ÚLTIMO EN IMAGEN, TIPS DE MODA, BELLEZA Y LIFESTYLE

* indicates required
Videoblog