Cómo sobrevivir en CDMX

Hace algunos meses que debí escribir este post, pero es hasta hoy que me siento frente a la ventana de mi casa –distrayéndome un poco por las ardillas que viajan por los cables que cuelgan en la calle- y pongo “manos a la obra”

Hace no mucho cumplí 3 años viviendo en Ciudad de México (CDMX) no les voy a mentir, ni se me pasó volando ni fue tan difícil como muchos creerían.

Claro que ha habido momentos duros, en donde me he sentido sola, MUY sola, otros en los que me ha dado miedo, como cuando tuve la quemadura de segundo grado o estaba enferma y nadie me acompañó al hospital, por dar algún ejemplo.

Pero también muchos donde he sido feliz, aunque ya había vivido al otro lado del mundo en países súper diferentes al mío, en algunos donde ni siquiera hablaba el idioma y se manejaba de un lado distinto (leer aquí si no sabes el chisme) siempre supe que iba a regresar a casa, con mis papás, aunque yo jurara que no, mi subconsciente lo sabía.

Pero por alguna razón con CDMX fue diferente, lo decidí de un momento a otro, todavía me acuerdo aquella llamada que me animó a hacerlo, un gran amigo me dijo: “bueno y ¿por qué no te vienes de una vez por todas y ves que pasa?” Y eso hice, sin pensarlo mucho empaqué todas mis maletas, mis 80 pares de zapatos –no es broma- y algunos de mis libros sin saber qué me esperaba, sin tener trabajo y enfrentándome a una ciudad que fácilmente te puede comer.

Hoy que miro hacia atrás, me doy cuenta que no lo pensé, como muchas de las decisiones determinantes en mi vida, no me detuve a analizarlo, dicen que las cosas importantes si te pones a pensarlas no las haces. Aunque esta ciudad no es ajena para mí –venía mucho primero por diversión y después por trabajo- vivir en ella es otra historia.

¿Cuáles son las dificultades de esta ciudad?

Yo siempre hago la broma –bastante en serio- de que pasé de ser princesa a híper plebeya, sé que algunos estarán volteando los ojos mientras leen esto, pero no puedo ser menos honesta, cuando vives en la casa familiar pocas cosas te preocupan –aunque no lo sepas ni lo valores-

Cosas como la verificación pueden llevarte a un estrés solo equiparable a cuando presentabas un extraordinario en la escuela (Visité un verificentro 5 veces antes de lograr verificar el coche).

Las inundaciones hacen que muchas veces no puedas regresar a tu casa (me tuve que quedar a dormir del otro lado de la ciudad y sin previo aviso cortesía de tráfico e inundaciones). En fin, muchas cosas más pasan en esta ciudad.

¿Cómo he logrado sobrevivir?

1.- Prevenir

En el momento en que me venía me mentalicé, sabía que podía enfrentarme a 2, 3,4 hrs de tráfico, por lo que prevenir es la clave. Lo principal es no enojarse y en el coche SIEMPRE hay: cargador para el celular, un cambio de ropa (después de la inundación no me vuelve a pasar), comida, agua, un par de zapatos que nunca sale de ahí, un suéter, paraguas, música y un libro. Aprovecho los momentos de tráfico para llamar a mis amig@s, a mi mamá, a mi abuelita y a todo el que se deje.

2.- Precaución

Siempre hay alguien que sabe dónde estoy y con quien, aunque sea top top top secret :P

3.- Intuición

Si no me late caminar por una calle, aunque parezca tonto, no lo hago, si el uber no me “late” lo cancelo y no me subo, siempre comparto mi viaje, así sea a la esquina. No hablo con extraños, triste pero básico, como cuando de chiquita te enseñaban eso.

4.- Voluntad

Estoy aquí porque quiero y lo disfruto, esto es básico para que lo demás no me “pese” me gusta esta ciudad, me hace feliz, me gusta poder descubrir un montón de cosas y amo lo que hago.

5.- Sonríe

Se estarán preguntando ¿de qué habla? Pues sí, así como lo leen, siempre lo he dicho: no estás totalmente vestid@ sin una sonrisa y esto me ha abierto muchas puertas, la gente a mí alrededor es más amable cuando sonrío, es mucho más fácil lograr que te ayuden y ¡generas endorfinas!

6.- Consigue una mascota

Solamente aguanté 6 meses sin tener un perro y llegó Gala a mi vida para llenarla de felicidad, quienes tienen un perro –y lo aman- saben de qué estoy hablando, tener una compañía como ella ha sido determinante en mi vida en esta ciudad.

Es así como han pasado ya 3 años de mi vida, ha habido por supuesto personas que me han ayudado, que han estado ahí para mí y sus detalles son invaluables. Ustedes saben quiénes son

¿Lo volvería a hacer? Si y mil veces sí. ¿Les recomiendo que lo hagan? Sí siempre y cuando sea algo que quieran y de lo que estén convencid@s, las grandes ciudades te atrapan, son adictivas…

Besos y más besos

@AnaQueconQue

“No estás totalmente vestid@ sin una sonrisa”

Ana Qué con Qué

Creo que la belleza es universal y al alcance de todos, aquella que viene desde dentro y donde no importa talla, edad, peso, estatura o tamaño de curvas. "No estás totalmente vestid@ sin una sonrisa"

Enviar comentarios

Deja un comentario

Anímate a conversar, te estamos esperando :)

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>