Cómo limpiar tu clóset y resetear tus recuerdos

En los post pasados hice un viaje a 9 años de recuerdos a través de mis looks y mientras hacía esto me di cuenta de la cantidad de ropa que aun guardaba de esos 9 años. ¡Sí, prendas que durante esos 9 años me han acompañado!

Por eso he decidido pasarles mis tips de cómo limpiar tu clóset y resetear tus recuerdos.

Creo que todo en la vida tiene un ciclo, creo en que hay que mover la energía y en que hay que hacer espacio cosas nuevas que queremos dejar entrar. Es por esto que decidí hacer una limpieza profunda de mi clóset. La verdad es que mi clóset estaba lleno de “por sis” ya saben… por si tengo X fiesta, por si tengo una boda, por si tengo que ir a un evento… en fin… Así que por fin me decidí a resetear mis recuerdos. Aquí les comparto cómo.

¿Cuál fue mi criterio para dejar ir?

Primero que nada me deshice de todas las prendas que me recordaban algún momento triste o en el que me enojé mucho. Sí, a veces sin darnos cuenta guardamos X blusa que usamos en X situación o con X sapo de pantano y aunque no lo crean de alguna forma esto nos ancla al mal momento vivido. Así que TODAS las prendas que me recordaban un mal momento se fueron.

Segundo y va un poco ligada al primero. Si la compré en compañía de una persona que ya no está en mi vida, amig@s, sapos etc entonces también se fue. Independientemente de cuánto amaba a la prenda si quien estaba en mi vida en ese momento ya no está, tampoco tiene que estarlo una prenda. ¡Hay que resetear los recuerdos!

Tercero si no me siento cómoda con ella. Hay unas cuantas prendas que me encantaban pero que me hacían sentir incómoda. Por ejemplo un vestido gris, me gustaba mucho cómo se me veía, pero recuerdo que el día que lo usé me sentí muy incómoda, me apretaba al punto que me costaba respirar, no lo volví a usar pero tampoco me deshice de el hasta ahora.

Cuarto todas aquellas prendas de poliéster, hay un par de blusas de colores divinos que además la verdad me sentaban súper bien, pero el poliéster al ser una fibra 100% sintética ¡apesta! De hecho le di una última oportunidad usándolas una vez más y efectivamente sin apenas sudar tenían mal olor así que ¡Neeeeext!

Quinto este punto es importante, porque aquí sí dejé todas aquellas prendas que son mis favoritas, las que me llevaron a momentos felices y con las que me siento muy bien al usarlas. Eso sí, siempre y cuando estaban en buen estado.

Los desahuciados

Había algunas prendas que estaban desahuciadas pero decidí darles un último respiro porque aún no me resignaba a dejarlas ir Por ejemplo:

Aquellas que necesitan alguna reparación y no se las había hecho. Las llevé inmediatamente a que se las hicieran. Algunas prendas que quería modificar para así poderlas seguir usando. Otras que no había usado porque tenían mal el resorte o un botón o me apretaban un poquitín. A este tipo de prendas les di una oportunidad más, eso sí, ninguna de ellas pertenecía a los criterios de arriba.

¿Cómo me sentí?

Tuve que repasar varias veces las prendas para asegurarme que no me estaba auto engañando con un: “la uso muchísimo” cuando en realidad no es verdad. También una por una pensé: ¿Me trae algún mal recuerdo? si la respuesta era sí, entonces se iba.

Además hice un compromiso conmigo misma de usar más y mejor mi clóset o tendré que dejar ir de nuevo. Hubo una blusa en especial de la que me dolió mucho deshacerme porque es cómoda, se me ve muy bien y me encanta usarla peeeeeeero me recuerda momentos dolorosos, así que prefiero borrarla de mi memoria, resetear mis recuerdos y volver a empezar.

Al final me sentí muy bien, aunque no lo crean, con mucha más energía, liberada y lista para dejar ir y recibir.

Una vez que comienzas a hacerlo es más fácil de lo que crees.  Las personas siempre nos apegamos a algo, ya sea a objetos, personas, lugares o situaciones ¡Es inevitable! Lo que si podemos hacer es concientizarlo y decirle Adiós a todo aquello que ya no cabe en nuestras vidas.

Besos y más besos

By @AnaQuéconQué

“No estás totalmente vestid@ sin una sonrisa”

Ana Qué con Qué

Creo que la belleza es universal y al alcance de todos, aquella que viene desde dentro y donde no importa talla, edad, peso, estatura o tamaño de curvas. "No estás totalmente vestid@ sin una sonrisa"

3 Comments
  1. Ya si de plano quieres tener un recuerdo de aquella prenda que adoras pero ya está o maltratada, fea, huele mal o simplemente ya no queda, sácale una foto y listo dale las gracias y mantenla en un recuerdo digital!!! Jeje

Deja un comentario

Anímate a conversar, te estamos esperando :)

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Newsletter

SUSCRÍBETE AL BLOG Y RECIBE LO ÚLTIMO EN IMAGEN, TIPS DE MODA, BELLEZA Y LIFESTYLE

* indicates required
Videoblog