Azares del destino

Querida Princesa Deshilachada:

Imagina que caminas por la calle y bajas la mirada. De pronto te encuentras con un billete de 200 pesos. No hay gente a tu alrededor. Piensas: “Este billete no tiene dueño, no está en una cartera que se pueda devolver”. Sor Juana no está ahí para reclamarlo -Si viviera quizá pediría ese billete junto con las regalías de su obra-.

¿El dinero es tuyo por el capricho de la casualidad o por las leyes de causa y efecto? ¿Azar, o destino? Yo diría que las dos: Los azares del destino.

Para mí, el azar es esa gallina que a veces logras atrapar cuando la probabilidad está a tu favor.

Pero el destino es otra cosa. Es tu condición: el lugar donde naciste, el idioma que hablas, tu aspecto físico, tu personalidad, etc.

Con todas esas causas podemos ser capaces de manipular destinos.

Entonces te pregunto: ¿Por qué pensar en el cómo, si es más interesante el para qué?

¿Bajo qué ley llego el Sapo de los Volcanes? ¡No hace falta saberlo! Pero si se puede saber qué hacer con ese Sapo. Conocerlo, amarlo, odiarlo, besarlo, rasguñarlo, etc.

azares-del-destino

De igual forma, ¿Qué hacer con el billete de 200 pesos que te encontraste en la calle?

Eso lo decides tú, y en el mejor de los casos, también opina el Sapo.

Pase lo que pase, con el tiempo podríamos aspirar a convertirnos en dignos manipuladores del destino elegido -si sabemos lo que queremos-. Y si el Dios Azar te recompensa con un billete tirado en la calle, ¡Pues invítale un café al Sapo!

Posdata: Cierro este post con la línea de una canción de la banda ‘Sparta’ que se titula ‘Crawl’ -lo traduzco porque el tema está en inglés-.

“…la diferencia entre encontrar lo que amas y amar lo que te encuentras…”.

Ahí se los dejo…

El Sapo Qué con Qué

 

El Sapo Qué con Qué

Soy el Sapo Qué con Qué, respondo a la Princesa Deshilachada y a todas aquellas mujeres que no entienden el universo masculino, desde mi trinchera las cosas se ven distintas. Hombres y mujeres somos universos paralelos pero diferentes en extremo, entendernos es quizá misión de vida.

3 Comments
  1. “Hola, ¡gracias por tu respuesta! Se nota que crees en el amor y esa es una enorme virtud. La visión limitada y panteonera del Sapo no alcanzó a captar bien la magnitud del Universo, pero tanto humanos como sapos estamos hechos de restos de estrellas -me han dicho-. Así que, bienvenida tu visión y ¡que la fuerza te acompañe!

  2. Sapo y Princesa Deshilachada.
    Los azares y las casualidades vienen de la misma mano, de esa que nadie predice, pero que nos caen como bálsamo o anillo al dedo; claro, porque si son lo contrario, las catalogaríamos como desgracia.
    Sin embargo, las causalidades son la cosecha de lo que sembramos en ese camino llamado vida y que labramos con sudor y lágrimas, con amor y pasión. Casualidad fue encontrar al sapo de los volcanes. Causalidad fue hacer que un amor entre el sapo y la princesa llegue a buen puerto, por el tiempo que deba ser.
    No podemos decir que uno encuentra lo que ama, porque quizá pasa por tu vida una y otra vez, el universo te lo pone y en tu ceguera emocional o en tu necedad de humano, jamás lo ves con los mismos ojos que el universo.
    Sin embargo, amar lo que encuentras es diferente. Es valorar lo que alguien superior (como le quieras llamar), te pone en el camino. Es amar defectos, virtudes, azares/casualidades y causalidades. No es amar lo que en tu mente creaste como ideal, sino amar lo que en realidad el universo tiene para ti.

    1. Wow Suzanne me has enchinado la piel con tu respuesta!!! Me parece muy muy linda y además muy cierta. Me ha llegado de tantas maneras, que en serio me dejas sin palabras, un abrazo de la princesa deshilachada que espera que el sapo de los volcanes no tenga ceguera emocional :P

Deja un comentario

Anímate a conversar, te estamos esperando :)

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Suscríbete

Videoblog