Amor Platónico

¿Quién no ha tenido un amor platónico?

 

¡Me declaro culpable!

 

¿A poco no es una maravilla sentir mariposas en la panza por alguien a quien has idealizado, crees que es el o la mejor persona del mundo y cada vez que l@ vez sientes como te tiemblan las piernas?

A Chlòe le pasa todo el tiempo con su amor platónico del gym, ella lo describe como un Dios Griego, con un perfil perfecto y esos músculos que parecen haber sido esculpidos por el mismísimo Miguel Ángel, ni siquiera sabe cómo se llama y tampoco lo ve todos los días, sino solamente –en palabras de ella- cuando los astros se alinean, pero no le importa porque ése momento es suficiente. Una vez, sin siquiera decir palabra alguna él le ayudó a acomodar un aparato, bastó ese gesto para que ella nos contara cómo su Dios bajó del Olimpo a rescatarla.  Así es este tipo de amor, un gesto lo es todo.

Kia tiene un amor platónico con el amor. Suena absurdo pero lo es, ella cree que todos los sapos que se cruzan en su camino después del primer beso cambiarán para convertirse en el tan anhelado príncipe azul y así, platoniza a todos sus amores, poniéndolos en tan inalcanzable altar que cuando llega el momento ni siquiera ella llega a ellos.

Cam no cree en los amores platónicos, difícilmente cree en el amor, así que mientras las demás contábamos nuestra soñadora historia del amor idealizado ella se limitaba a escuchar y de vez en cuando rechazar nuestros “sueños” y pensando que todo eso es una tontería, si te gusta simplemente debes correr a decirle sin importar nada más.

 Lo mejor del amor platónico es que se conserve así, en ese lugar donde parece inalcanzable y una sonrisa es suficiente para hacerte vibrar.

Mara mutó su amor platónico a la vida real, lo vivió con la intensidad del amor adolescente, cuando la veías parecía flotar, todo lo planeaba con las ansías de quien espera toda una vida para vivir ése momento. Estaba tan enamorada de su ilusión que no se dio cuenta que era un amor irreal, imposible de sostener mucho tiempo. No se arrepiente, pero en el fondo le duele.

Quizá uno de los amores más difíciles de olvidar sea precisamente ése, el que tenemos en la cabeza, el que no pudo ser, por lo menos no como lo queríamos, como lo planeamos, el que la oportunidad no fue más que un suspiro, un momento. En el que uno de los dos se enamoró con el alma y el otro no, convirtiéndose en el más platónico de los amores.

 

in love with your soul

 

“No estás totalmente vestid@ sin una sonrisa”

By @AnaQueconQue

Ana Qué con Qué

Creo que la belleza es universal y al alcance de todos, aquella que viene desde dentro y donde no importa talla, edad, peso, estatura o tamaño de curvas.
“No estás totalmente vestid@ sin una sonrisa”

Enviar comentarios

Deja un comentario

Anímate a conversar, te estamos esperando :)

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Newsletter

SUSCRÍBETE AL BLOG Y RECIBE LO ÚLTIMO EN IMAGEN, TIPS DE MODA, BELLEZA Y LIFESTYLE

* indicates required
Videoblog